La manufactura de relojes Vulcain fue fundada en 1858; la central de la empresa se encuentra hoy en Le Locle (Suiza). En 1947, Vulcain inventó el primer reloj de pulsera equipado con una auténtica función de alarma. Esta innovación hizo que la marca se forjara un nombre entre los presidentes estadounidenses, comenzando por Harry S. Truman. Desde entonces, cada presidente estadounidense y otras figuras ilustres a nivel mundial han tenido un reloj Vulcain: una tradición que se ha perpetuado hasta el actual presidente de Estados Unidos.

Descubra cómo el presidente se despierta o recuerda una cita o reunión importante: